Vuelo sincronizado

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×

– Saludos cordiales, les habla Codorniz González, con ustedes desde el incomparable marco de la Cañada de Montellanillo Hondo para vivir en directo una nueva velada de los Campeonatos de Primavera de vuelo sincronizado. Hoy, con la grata compañía y los inestimables comentarios de Tórtola  Benítez.

– Bienvenida siempre a tu casa, Benítez, es un verdadero placer tenerte entre nosotros.

– Muchísimas gracias, González, y buenas tardes a todos, estoy encantada de vuestra invitación, es siempre una alegría para mí estar aquí con ustedes.

– Tenemos visibilidad perfecta y sopla una agradable brisa de noroeste que ha despejado el cielo de nubes. Una tarde magnífica para la práctica del vuelo, Benítez.

– Desde luego que sí, la tarde no puede estar más buena y después de dos días de mal tiempo, en los que no ha habido competición, la tensión se palpa en el ambiente y todos están nerviosos por entrar en liza. Estoy segura que hoy nos espera un gran certamen de aviación.

– Parece que por lontananza el equipo de los estorninos empieza ya a agruparse.

– Sí, no olvidemos que calentar las alas es fundamental y que estamos hablando de los grandes favoritos de la competición, basta recordar los espectaculares ejercicios con los que nos han deleitado en los últimos enfrentamientos.

– Desde luego, la pericia técnica y la gracilidad de los estorninos está al alcance de muy pocos equipos. La escuela de la legendaria Esthornina Williams se hace notar.

– Estamos hablando de un mito, Esthornina supo aunar fuerza, disciplina y expresividad artística como nunca antes se había visto. Su gracia y la sonrisa que lucía durante todo el ejercicio nos cautivó a todos. No cabe duda que gracias a ella el vuelo sincronizado se dio a conocer al gran público.

– El equipo de estorninos se prepara ya para comenzar la rutina técnica, los últimos grupos rezagados se incorporan a la bandada que vuela en formación cerrada, ala con ala. El enjambre toma posición bajo unas nubes altas color salmón lo que, sin duda, redundará en una mayor profundidad y belleza del ejercicio. Sus levitas azul metálico centellean.

– Un ligero soplo de viento origina una impresionante implosión lateral con la que da comienzo al ejercicio, con una estirada de espalda se alinean e inician un cuadro de ondulaciones entrelazadas con una espiral vertical.

– Es espectacular la seguridad y cohesión con la que los estorninos ejecutan las figuras obligatorias. La altura  y simetría de ese tirabuzón son increíbles.

– Con un giro carpado, los estorninos se dejan caer en caída libre, para recogerse a toda velocidad en una ola rompiente, figura con la que inician la rutina libre. Continúan, sin descanso, con varias volutas de humo, el ritmo es frenético, una doble pirueta enlazada con una cortina lateral, un molinillo, una rumbita y rematan con un soberbio Venturi invertido con el que terminan un magnifico ejercicio sin penalización alguna. Con un gracioso gesto con las alas, como si se levantaran el tutú, y una bella sonrisa saludan al jurado. Locos de contentos, se adentran en la aliseda para un merecido descanso

– No es para menos, la actuación de los estorninos ha sido una maravilla, y los jueces deben tomar buena nota de ello, a la maestría técnica de la ejecución hay que sumarle la expresividad artística y la cuidada coreografía. Un diez, sin duda, si me preguntas.

– No han fallado los estorninos haciendo valer los pronósticos que los daban como grandes favoritos, le toca el turno al equipo de las palomas bravías.

– Difícil papeleta, Benítez, después de la exhibición de los estorninos.

– Bueno, hablamos de un gran equipo, amigo mío. Las palomas, aunque no tienen la agilidad y cohesión de los estorninos, cuentan a su favor con grandes individualidades, una fortaleza física superior y una mayor resistencia. Además, no debemos olvidar que juegan en casa.

– Pronto saldremos de dudas, el combinado columbino alza ya el vuelo.  La caótica bandada coge rápidamente altura a la vez que va tomando forma.

– Una mariposa, forman una mariposa, González.

– Una mariposa que recorre el cielo batiendo las alas. Espectacular puesta en escena de las palomas

– Una vez más las palomas nos sorprenden con un original inicio de ejercicio, parece que su repertorio es inagotable. Incluso imitan el errático vuelo del insecto.

– Con un arqueado lateral ambas alas se funden y con un remolino inician las figuras obligatorias, continúan con una hélice en espiral que enlazan con un molinete, una estirada de espalda da lugar a la ola rompiente.

– Muy correcta la rutina técnica de la escuadra de palomas, Benítez.

– Desde luego que sí, hoy han salido muy compenetradas y la buena salida les ha dado confianza. Se las nota como más ligeras, más fuertes.

– No cabe duda que las palomas han venido muy preparadas a este campeonato y que pueden poner en serios apuros a los estorninos. La competición no puede estar más emocionante.

– Sí, hay que tener mucha pechuga para hacer ese giro carpado.

– Inician la rutina libre con una onda en cortina que se abre y se cierra en abanico, el efecto es espectacular, continúan con un tirabuzón y medio invertido y…

– ¡Oh!, ¡que lastima!, algunas palomas han quedado descolgadas a la salida del giro.

– Desesperadamente intentan reagruparse, una paloma guía abandona la formación principal y vuela en ayuda de sus compañeras, pero ya es tarde, el juez de pista se lanza contra el desdichado grupo y se cobra un pichón. Las palomas supervivientes salen en desbandada presas del pánico. El desconcierto es ya general en toda la bandada, ni las palomas más experimentas consiguen mantener la calma.

– Todas miran al cielo sin lograr verla, pero la juez principal desciende ya como un rayo.

– El impacto es brutal. Parte del ala sale despedida por los aires mientras que el resto de la paloma cae a plomo al suelo. La juez principal se posa a su lado y allí mismo empieza a desplumarla.

– El resto del equipo alcanza el refugio de la alameda sin más contratiempos.

– Memorable velada, ¿no te parece, Benítez?

– Bueno, parece que Tórtola Benítez se encuentra indispuesta.

– Despedimos aquí la emocionante jornada de vuelo sincronizado vivida hoy con una nueva victoria de los estorninos. Mañana, si el tiempo lo permite, viviremos otra vibrante tarde de estos Campeonatos de Primavera.

– Ahora que todos hemos cenado, ya sabéis, todas juntas, con pasos cortos y silenciosos.

– Y no quiero a nadie haciendo monerías, ¿eh?, Codorniz López.